Palabras que pesan y cuestan: Todos contra el Blockchain

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp

Hace apenas un mes todos los que operamos con criptomonedas recibimos un golpe que hizo doblarse a más de alguno, y es que países y entidades que normalmente se sancionan y atacan orquestaron un ataque sincronizado digno de un gran equipo preparado.

Justo cuanto el alza del precio del bitcoin se acercaba al máximo de $5000 USD China, Rusia y E.U. anunciaron movimientos de prohibición o regularización extrema.

El muro que China puso entre las ICOs y su pueblo, así como la amenaza al exchange hizo que en un solo movimiento el Bitcoin perdiera valor bajando casi a los $3500 USD. (ojo, no se toca la minería).

En esos días se dio a conocer la noticia de acciones en Venezuela contra mineros que acabaron en la cárcel. (artículo en diariobitcoin.com)

Ese fue el momento preciso para que los retractores actuaran.

 

Putin: Round 2

Ayer 11 de Octubre muchos conocimos las declaraciones de el nuevo Zar en Rusia, descalificando al blockchain hablando de fraude, burbuja, lavado y estafa. La voz de Vladimir Putin se unió a la de otros líderes del mundo. Es de hecho notable resaltar que antes de las opiniones del Zar, en México se habló de esto, y se presentó la propuesta Fintech, para regularización. De nuevo un ataque orquestado. De nuevo mucho movimiento en medios, mucho en contra.

Como un manazo invisible que al punto de la ruptura en el precio se presentara a agitar las aguas, se y entiendo que también existe un factor de barrera psicológica, pero Regulaciones de China, Venezuela primero, hoy Rusia y México (de borrego por no decir nada más) además de JP Morgan, ¿Por favor?, parece exagerado y parece que no es casual, cuando menos en mi opinión.

Es obvio y lo mejor para el sistema que pronto comiencen a darse las regulaciones sobre todo cuando estas vengan en el sentido de permitir la operación, pero una ley mal aplicada sobre una tecnología en desarrollo podría coartar los alcances de la cripto moneda, como hemos visto que pasó en China y Venezuela. Acciones como las del gobierno Japones, fortaleciendo y validando, serían las más deseadas.

El caso de México, para mi es especial, ya que por supuesto insisto en que debe haber regulaciones al Blockchain y si el anuncio se hubiera dado en Dinamarca, Noruega o Suecia, seguro sería una gran noticia.

Pero en el marco de un país de total impunidad, corrupción y gobierno fallido  -me duele en el alma  exponerlo pero en verdad es así-, de entrada esta medida puede minar en la confianza de quien invierte en blockchain en México. (Conoce la iniciativa en este artículo del economista.)

 

¿Que es lo que dice el Bitcoin?

Se ríe a carcajadas de todos, hemos sido todos testigos.

Y me refiero por supuesto a que el día de ayer 12 de Octubre BTC rompió su máximo histórico con un capital de $92,555,974,785 y a un precio mayor que $5500 USD al momento de escribir este artículo. Sin inducir a nadie a ninguna decisión de venta o compra podemos pronosticar que el Bitcoin está proyectando se hacia arriba y antes de que cierre el año la perspectiva podría ser mucho mejor.

Hay sobre compra, es un hecho que parece claro, hay también 2 forks en el horizonte, pero si algo nos a demostrado el golpe continuado en un mes por parte de los gigantes del mundo, es que la comunidad detrás del blockchain ha alcanzado una madurez suficiente para poder ser un rival muy difícil de vencer, sobre todo cuando los ataques de esos dichos “líderes de opinión mundial” pueden caer fácil por los suelos.

Los hechos claros

1 ¿Existe el Fraude en el sistema Blockchain?

Si y no, sucede cuando surgen ICOs falsas, clouds de minería que desaparecen, pero estos solo usan de excusa esta plataforma, lo mismo pasa con el dinero FIAT incluso para aquellos con conocimientos en reserva fraccionada sabrán que el ese dinero si es fraude.

Para alguien que conozca el documento maestro -de fuente abierta- de Bitcoin, solo necesitará un mínimo conocimiento técnico podrá darse cuenta que eso sería como llamar una estafa a los protocolos de correo o a las direciones IPs o las compañías que distribuyen internet (ISP).

2 ¿Es un Instrumento de Lavado de dinero?

La verdad la acusación sería algo bastante hipócrita o ingenua por decir lo menos, cuando el mayor porcentaje de lavado de dinero y financiamiento de armas se da precisamente en moneda corriente. Ese ataque no tiene ningún fundamento.

3 ¿Es una burbuja? 

El dinero Fiat echa mano de burbujas constantemente, lo es la inflación en si misma y los rescates bancarios pagados con dinero del gobierno y de los impuestos de los pueblos, esto no es algo nuevo y si alguien no sabe del tema les comparto una maravillosa perla extraída de un clásico de Luis Buñuel, “La ilusión viaja en tranvía”, corto directo y conciso.

 

 

¿Qué es lo que opinan los más ricos?

Los que ven lo malo.

Jamie Dimon, CEO del banco más grande de Estados Unidos, JPMorgan no habló después de sus declaraciones hicieron que los más inexpertos inversores temieran por sus monedas y huyeran despavoridos del blockchain.

¿Y saben qué?, quizá esto fue lo mejor, ya que los que nos quedamos somos los que tenemos la experiencia que nos hace confiar en el mercado.

¿Qué dicen los demás?

Contrario a las declaraciones de Jaimie Diamond ha habido renombradas figuras que han salido a defensa del bitcoin, tales como Bill Gates, Jhon Mcafee y más recientemente Larry Fink CEO de una de las financieras más grandes (y obscuras dicho sea de paso) del mundo entero.

Larry Fink, CEO de BlackRock apoyó el futuro de esta tecnología. Además, él mismo admitió estar siguiendo muy de cerca la evolución y aplicaciones de esta tecnología.

Goldman Sachs

El reporte publicado por Wall Street Journal indica que Goldman Sachs está trabajando un servicio de comercialización de criptomomonedas, lo mismo sabemos de entidades como BBVA, CITIBANK y BANK of AMERICA.

Así que ya lo saben amigos, mientras los medios tachan de “burbuja”, “Fraude” y “estafa” a esta nueva tecnología, los inexpertos se asustan y quedan en el juego solo los dispuestos a ganar.

¿Qué será ahora lo que sigue? ¿1ok?

¡Lo veremos!