Hola entusiastas de las criptomonedas.

Como se habrán dado cuenta, el mercado sigue sangrando. Después de un par de semanas en números verdes, hoy en la mañana los precios de las criptomonedas se derrumbaron cual castillo de naipes mal armado. Esta tendencia ha sido la constante del 2018 y todavía seguimos esperando, cual retorno biblíco, la llegada del mercado alcista. Pero ¿llegará el mercado alcista nuevamente? ¿Cuándo lo hará? ¿Cuánto durará? ¿Hasta qué punto se quebrará nuevamente para repetir el ciclo?

 

¿BTC o no BTC?

Hemos llegado a un punto en que el dinero pasa a segundo término para entrar a un debate de tipo filosófico, psicológico y existencial (¡Qué exagerado!). Los que hemos sobrevivido el 2018 en este mercado seguramente ya hemos aprendido (por la mala) las técnicas y herramientas necesarias para mantenernos vivos en este criptomercado. Sin embargo, han habido muchas bajas y al día de hoy ya hay mucha gente que lo ve como una pésima experiencia, para nunca repetirla.

Recuerdo todavía que hace un año, recomendaba a mis amigos y conocidos que invirtieran en criptomonedas. Hoy, solo queda un sobreviviente de los que se animaron a invertir, los demás se retiraron con pérdidas. Milagrosamente, todavía me hablan.

Después de Febrero, dejé de recomendar la entrada al criptomercado y por el contrario, prevenía a mis conocidos para que no lo hicieran, por el altísimo riesgo que ello acarrea. Solo después de vivir un bajón o crash como el de Enero fue cuando comprendí los peligros financieros de este mundo y cuando entendí DE VERDAD el funcionamiento del criptomercado.

 

Las cicatrices que te fortalecen

Cada caída en el mercado se fue convirtiendo en un valioso aprendizaje y las pérdidas se han ido reduciendo, inclusive algunas caídas se han traducido en ganancias de dinero. Particularmente, la caída de hoy en la mañana fue hasta satisfactoria para mí, debido a que tomé mis precauciones a tiempo e hice los movimientos necesarios en el momento adecuado.

La red tiene muchos, pero MUCHOS, recursos informativos sobre criptomonedas. Lo difícil y realmente importante es saber separar lo que sirve de lo que no. Decidir entre aquellos que mostraban un optimismo poco fundamentado o entre aquellos que prevenían que no había que confiarse. En otros de mis artículos lo advertí, que el Bitcoin seguramente bajaría al llegar al rango de los 7000 a 7500 dólares. Esta mañana se derrumbó 8% (y bajando) cuando estaba alrededor de los 7400. La caída ha sido todavía más terrible para las altcoins, llegando algunas al 30% de pérdidas en el top 100.

El criptomercado todavía está en pañales y falta mucho camino por recorrer. Nosotros como inversionistas, traders, mineros, desarrolladores o comunidad debemos seguir aprendiendo y madurar. Así dentro de unos años cuando se haya dado la adopción masiva, orgullosamente presumiremos que fuimos los sobrevivientes de estos tiempos turbulentos.

Hasta pronto.

Deja una Respuesta