MAIDSAFECOIN, una idea que puede cambiar el mundo.

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp

Sin duda esta es la época del mundo de internet. Si nos preguntamos cuánto tiempo al día estamos conectados a la red, ya sea trabajando, viendo algún video, leyendo un artículo, comprando o vendiendo, jugando videojuegos, enviando y recibiendo correos, viendo porno (ya ya, no se hagan los cucufatos y cucufatas) entre otras tantísimas cosas, fácilmente nos daremos cuenta que pasamos horas de horas en este mundo virtual, ajeno a nosotros hace unas cuantas décadas.

Si bien es cierto que tras la aparición de internet el mundo dio un giro total y fantástico, esta “red de redes” no es más que un conglomerado de códigos que viajan en milésimas de segundos alrededor del mundo y se transforman en información, misma que nosotros utilizamos en cualquiera de sus varias presentaciones ya mencionadas. Toda esta gigantesca cantidad de información administrada y compartida es almacenada por monstruos empresariales como Amazon, Google o Facebook que almacenan nuestras historias en sus servidores, es decir, tienen nuestra información centralizada. Con políticas de privacidad, cierto, pero centralizada y, por lo tanto, vulnerable… hackeable.

Hace unas semanas leí una noticia acerca del hackeo a Equifax, una de las centrales de información financiera más grandes del mundo, de la cual extrajeron los datos de nada menos que 143 millones de personas. Para los que no saben qué información posee una empresa de estas características, además de la información personal, residencia, estado civil y datos generales, también se pueden encontrar la cantidad de movimientos financieros crediticios, la cantidad de tarjetas de crédito que se poseen, las hipotecas, los préstamos vehiculares, números de teléfonos, etc.

https://www.xataka.com/seguridad/hackean-equifax-una-de-las-mayores-agencias-de-informes-crediticios-afectando-a-143-millones-de-usuarios

Se imaginan llegando a casa y ver todos los muebles desordenados, los vidrios rotos, los cajones abiertos y la ropa tirada en el suelo. De pronto llegan al lugar donde tienen sus joyas más preciadas, sus ahorros de muchos años, el trabajo de tanto tiempo alojado en la laptop que ahora ya no está porque fue robada. Pues ese es el riesgo que todos corremos al filtrar nuestra información en internet o, inclusive, hacer una transacción financiera.

Maidsafe es una empresa que desde el 2006, antes que el bitcoin, viene trabajando en la idea de crear SAFE (Secure Access For Everyone) network, o simplemente SAFENET. La idea detrás de este proyecto, el cual me parece tan revolucionario o más que el mismo bitcoin, es crear un nuevo internet en el cual todos los datos sean descentralizados, evitando la exposición de nuestra información a hackers o inclusive intervención del gobierno.

Y ¿Cómo es posible lograrlo y cuál es la idea tras la iniciativa? Es simple, esta descentralización se realizará utilizando el espacio libre del disco duro de cada computadora en el mundo que tenga instalada la SAFENET, poniendo a la comunidad de usuarios como controladores de la data en vez de a las gigantescas empresas que la poseen actualmente.

Y ¿Cuál es el beneficio de entregar el espacio libre de mi disco duro? Pues precisamente la moneda digital asociada a este proyecto, el SAFECOIN. Así como en la actualidad los bitcoin se obtienen a través de la minería digital y en base a un complejo algoritmo. Los safecoins también serán minados por cada usuario que preste su espacio libre para descentralizar la información. Si antes una foto nuestra era almacenada en un servidor de facebook, al cristalizarse la idea de SAFENET lo que pasaría es algo así como que nuestra foto se convierte en un rompecabezas de mil piezas o más y se distribuye en piezas en cada computador que brinde su espacio a SAFENET, para cuando queramos volver a ver nuestra foto, esta información nuevamente se juntará y aparecerá ante nosotros.

Los safecoins actualmente no existen. Sin embargo, como muchas otras empresas. Maidsafe realizó una rueda de levantamiento de fondos para financiar el proyecto, creando Maidsafecoin. La idea es que, cuando se cree SAFENET, todos los poseedores de esta moneda pasen a obtener la misma cantidad en SAFECOINS. Como dato adicional, en la actualidad cada Maidsafecoin vale US$ 0.45 (se transan en Poloniex, Bittrex, HitBTC entre otros) y algunos analistas, entre los que me incluyo, estiman que podrían llegar a costar más de US$ 400 una vez lanzada la red. La oferta total o cantidad de monedas en el mercado será mucho mayor a la del bitcoin, pero solo para darnos una idea, la capitalización de Maidsafecoin (tomando en cuenta que aún es un proyecto y compite contra altcoins ya lanzadas oficialmente) en la actualidad es de US$ 200 millones, contra los US$ 73,000 millones de bitcoin (bitcoin tiene 375 veces una mayor capitalización).

El proyecto actualmente se encuentra en fase Alpha 2, y se espera que para finales del 2018 o 2019 ya sea una realidad. Tras él se encuentran ingenieros de gran trayectoria y experiencia y, puedo dar fe personalmente, que son el único proyecto hasta el momento que he visto que cada jueves brinda un avance o informe de lo que va realizando. ¿Será posible que vea la luz y que al lograrlo desplace al internet como lo conocemos? Pienso que, si nos remitimos a lo que va logrando el bitcoin, únicamente el conocimiento, la comunidad y el hacerse de la idea de que realmente va a beneficiar de manera enorme el manejo de la información, y además pagar por ello, serán los que decidan su éxito, el cual auguro. ¿Qué opinan?

Dejo el enlace web, en caso les interese mayor información, o inclusive probar las versiones Alpha que van subiendo.

 

https://maidsafe.net/