Hola entusiastas de las criptomonedas.

¿Recuerdan esos retos que se volvieron virales y causaron revuelo por todo el mundo? ¿Recuerdan el reto del cubetazo de agua fría o el de la cucharada de canela? Ahora imaginen que por hacer este tipo de retos, reciban dinero. Esta es la idea principal de Eristica, una plataforma de vídeos en la que pueden retar a sus amigos o a cualquier persona en el mundo para que realicen un reto y reciban dinero por ello.

 

¿Qué es Eristica y cómo funciona?

Muy sencillo, suben un vídeo proponiendo un reto y ofrecen una recompensa a quien suba su vídeo cumpliendo el reto. Las personas que cumplan el reto se distribuyen la recompensa ofrecida y a cambio el retador también gana puntos para que sus retos sean más visibles y lleguen incluso a celebridades.

Aunque pueda sonar muy simple y algo absurdo, la plataforma ya lleva un par de años en funcionamiento con más de millón y medio de usuarios, la mayoría asiáticos. Su fundador Nikita Akimov, un joven en sus 20s, es egresado de una escuela para emprendedores y a la vez ganó un concurso de emprendimiento, lo cual ayudó a que su plataforma de retos creciera.

 

¿Dónde entra la criptomoneda?

Las recompensas que por ahora no están habilitadas, se darán en tokens Eristica (ERT), que es un token ERC20 que funciona en la plataforma Ethereum. Recién entró al Coinmarketcap ocupando el lugar 1822 a un miserable precio de un centavo de dólar (su precio final de ICO fue de 5 centavos). Tiene un total en circulación de 230 millones de tokens y por ahora solo está en dos exchanges: Yobit y Coinsuper.

Conclusión

Eristica es una plataforma muy joven pero con mucho potencial, es parte de la nueva generación de aplicaciones como Vigo, Musicaly y Uplive. Los desarrolladores están trabajando seriamente en hacer una aplicación confiable y de amplia adopción. Cuando esté ya integrada la criptomoneda a la plataforma, seguramente se irá a la luna. Pero como siempre, no me crean ciegamente y hagan su propia investigación.

Hasta pronto.

Related Posts

Deja un comentario